jueves, 28 de octubre de 2010

El Realismo Critico

   El realismo es un tránsito de lo explícito a lo implícito, lo que se expresa claro; una cosa a lo que se entiende incluido en otra, sin expresarlo.

   Para Descartes, el conocimiento se inicia con la intuición del pensamiento. Sin embargo, para el Tomismo esto se da cuando nuestras facultades cognoscitivas, lo que es capaz de conocer, captan lo real de un dato o principio de naturaleza, va hacia lo que es una reflexión.
   La crítica equivale a juzgar, conforme a las exigencias del objeto que está sujeto a examen.  Para Descartes, el punto de partida del conocimiento es el pensamiento,( pienso, luego existo), mientras que para Santo Tomás de Aquino es lo real.

   Aristóteles coincide con Platón en considerar el conocimiento abstracto como superior a cualquier otro, pero se diferencia en el método adecuado para alcanzarlo. Aristóteles mantiene que casi todo el conocimiento se deriva de la experiencia. Se obtiene bien directamente, abstrayendo los rasgos definitorios de una clase, o indirectamente, deduciendo nuevos hechos de los ya conocidos, de acuerdo con las reglas de la lógica.
   ¿Cuál es la relación entre el conocimiento en la persona o su mente y el objeto de su conocimiento? La respuesta de Aristóteles es una de sus más enigmáticas afirmaciones: "El conocimiento real es idéntico a su objeto".

   Después de muchos siglos en que decae el interés por el conocimiento racional y científico, el filósofo escolástico Tomás de Aquino y otros filósofos de la Edad Media ayudaron a restablecer la confianza en la razón y la experiencia, mezclando los métodos racionales con la fe en un sistema unificado de creencias.
   Con la expresión "realismo crítico" designamos, no las ideas de los filósofos contemporáneos que han adoptado este nombre para caracterizar sus posiciones, sino la concepción aristotélico-tomista del conocimiento. Nos parece que en verdad ésta última merece con mayor razón dicho nombre. La concepción aristótelica-tomista del conocimiento parte del realismo explícito.

   Las razones de la crítica Tomista del conocimiento parten de una concepción consciente verificare. La percepción es esa sensación anterior que resulta de una impresión material hecha en nuestros sentidos. Consta de tres hechos que son :
 
   LA EVIDENCIA, que es la certeza manifiesta y bien clara, que nadie racionalmente puede poner en duda, es un irrecusable principio de identidad.
   LA VERACIDAD de nuestras facultades de conocimientos, como testimonio a la misma inteligencia.

   LA NOCION, que es la idea de la cosa, debe ser de verdad.

   El realismo se diferencia del idealismo, tanto en la forma de plantear el problema crítico, como el hecho para resolverlo, partiendo de que es un examen crítico del valor del conocimiento.

   Existen tres niveles del Realismo.

UNO, que es el INGENUO, es de dominio común.

   El realismo ingenuo se identifica con el naturalismo filosófico en el sentido de que el punto de partida es la existencia de la naturaleza. Es la posición intuitiva, del "sentido común".

OTRO, es el RELATIVO, que acepta lo real tal como se presenta.

   EL OTRO NIVEL, el más elevado, consiste en INTERROGAR, si lo que se presenta como real es en verdad lo real, o en que condición lo será.

  Además fija una actitud realista, con una justificación racional.

   Este último nivel es EL REALISMO CRITICO. El principio es: « Yo tengo conciencia de que conozco :

   Soy consciente de conocer al menos una cosa a saber, que lo que es, es. »

   Existen diversos momentos en la reflexión crítica.

   La primera es comprender que las facultades cognoscitivas se ordenan en el ser, sobre lo que existe o puede existir fuera del espíritu.

  Jacques Maritain en su obra « LOS GRADOS DEL SABER », plantea que la toma de conciencia depende de una triple certeza, que es: La realidad del Ser.

   Noción de la verdad en conformidad del conocer con el ser.

   La veracidad fundamental de nuestras facultades cognoscitivas, que es un progreso del espíritu.

  El materialismo dialéctico, ahora en decadencia y desprestigiado, considera que la base inicial del conocimiento son los reflejos, tanto en el aspecto psíquico, como propiedad altamente desarrollada, en sus aspectos del conocimiento del reflejo y la imagen, como modo de ser en existencia material ; y la propiedad general inherente a toda materia.

El materialismo plantea dos tipos de reflejos:

1. El condicionado, que son reacciones adquiridas durante la vida del organismo, en respuesta a la excitación de los receptores.

   Los reflejos no-condicionados, que son los instintos, que se da tanto en el hombre como en los animales, adaptándose a condiciones de vida relativamente estables.

2. El planteamiento del tomismo sobre la base inicial del conocimiento es diferente a las expuestas por Descartes y distinto al materialismo. Para el tomismo el punto de partida es el REALISMO CRÍTICO. El tomismo defiende un realismo con sentido común, que es:" La inteligencia de las verdades conocidas por sí misma y de los principios de la razón: lo que yo pienso es lo que es. "

José Gómez Cerda
Presidente de la Asociación Dominicana de Periodistas y Escritores (ADPE)

Este artículo es un fragmento del libro “ARTE, FILOSOFIA Y POLÍTICA, Según Jacques Maritain”, de José Gómez Cerda