viernes, 12 de septiembre de 2008

DEVASTACIONES DE OSORIO ( 1605-1606 )

CAUSAS

Todo comenzó con la orden real que dio el rey Felipe III en 1604 al Gobernador de la Española Antonio Osorio de que procediera a ejecutar mudanzas de los lugares de la región Norte ya que existía un fuerte movimiento de contrabando.

Los pobladores de Santo Domingo reaccionaron, al mismo que algunos miembros de la Real Audiencia, que consideraban inconveniente esta despoblación, pues el contrabando constituía fuente de aprovisionamiento de manufacturas de los pobladores de la isla. Se intentaron sugerir soluciones, pero ya que muy tarde y el Gobernador Osorio desestimo tanto las protestas como las soluciones.

A mediados de febrero de 1605 salio el Gobernador Osorio hacia la Banda Norte a cumplir con las ordenes que tenia de proclamar un perdón general a todos los involucrados en los contrabandos invitándolos a recoger sus pertenencias personales, esclavos, ganados y demás bienes. Pero estos se resistieron y Osorio los obligo procediendo a quemar bohíos, ranchos, iglesias, sembrados y todo lo que fuera necesario para impedir que se quedaran en aquellos lugares. Para esto contó con la ayuda de unos 150 soldados de la guarnición de Puerto Rico que habían enviado por la Corona.

Fueron despoblados las ciudades de Puerto Plata, Montecristi, Bayaja y la Yaguana, por realizar contrabando con Holanda e Inglaterra.

CONSECUENCIAS

Todas estas poblaciones fueron centradas en unos pueblos al norte de Santo Domingo. Las poblaciones de Montecristi y Puerto Plata fueron unidas y se formo San Antonio de Monte Plata y de Bayaja y la Yaguana se formo San Juan Bautista de Bayaguana. También fueron mudados los vecinos de todos los hatos que comprendían entre Neiba y San Juan de la Maguana que a su vez en marcha las despoblaciones también fueron acusados de contrabandistas y Osorio determino mudarlos hacia los alrededores de la antigua villa de la Buenaventura.

Esto provoco un gran daño ya que se despoblaron ciudades, se abandono plantaciones y del ganado existente en esos días ( unos 110 mil reses mansas ) solo fue posible trasladar unas 8 mil a los nuevos lugares ( menos de un 10 % ), quedaron el resto sin dueño y uniéndose al ganado cimarrón de la zona.

Estas mudanzas y perdidas de reses se hicieron en la ciudad de Santo Domingo donde se agravo la existente carestía de carne ( altos precios de las cosas de uso común ). Se agravo de inmediato el comercio exportador, no se pudo impedir que la gente continuara haciendo contrabando y en cambio se disgusto definitivamente toda la población de la isla; se favoreció el alzamiento de muchos negros esclavos hacia los montes, se arruinaron docenas de familias de la Banda Norte y se despoblaron las costas septentrionales de la isla dejándolas expuestas libremente de los Holandeses e Ingleses.